La cocina colombiana: una sabrosa mezcla de culturas

Sumergirse en el corazón de la cocina colombiana despertará sus papilas gustativas y su codicia. Atípica, sabrosa, una fusión de mezclas culinarias, la cocina colombiana es rica en historia, cultura y creatividad. ¿Por qué no cruzar los rincones del país colombiano para un viaje culinario excepcional?

La cocina colombiana: un crisol de identidades culinarias

La gastronomía colombiana extrae su originalidad de la mezcla de sabores debido a los intercambios culturales e históricos. La cocina colombiana es una mezcla de cocina indígena, española, amerindia, criolla y africana. Igualmente exquisita y asombrosa de una región a otra, esta variada cocina también se debe a la riqueza de la fauna y la flora de Colombia. La cultura local, la fertilidad de la tierra, Colombia no tiene escasez de productos frescos, sabrosos y exóticos. Los platos y las especialidades culinarias se preparan meticulosamente durante largas horas. La cocina colombiana no es sólo un saber hacer, también es una forma de compartir buenos platos todos juntos. Los restaurantes de Colombia ofrecen las especialidades culinarias del país, muy copiosas deleitando a turistas y gourmets. Los ingredientes básicos se utilizan tanto para los platos dulces como para los salados, la mezcla de los dos sabores también es muy apreciada. El maíz, el plátano, la papa o la mandioca, el arroz y las legumbres son los elementos básicos de un plato colombiano. Desde el punto de vista histórico, la llegada de los colonos a la costa del Caribe, luego la llegada de los esclavos africanos y los comerciantes de todo el mundo o los que hicieron escala allí han influido en las tradiciones culinarias de Colombia. La influencia africana hizo posible combinar platos con frijoles, sorgo y cocinar con coco. Los platos indígenas inicialmente hechos con batata, papa, maíz y mandioca apoyaron a los duros trabajadores. Las parrillas, sopas, horneados o fritos, postres y bebidas ofrecen una mezcla de sabores, olores y variaciones auténticas de la cocina colombiana.

Los platos más representativos de Colombia

La arepa es aparentemente el símbolo de la cocina colombiana. La arepa o bocadillo frito es un pastel de maíz, presente en todas las comidas en el desayuno y la cena. Con un sabor ligeramente dulce, el apera es el pan de la cocina colombiana que acompaña a los platos dulces y salados. Este pan puede ser servido con mermelada, chocolate o mantequilla o cubierto con carne y queso. La sopa tradicional de Colombia: el acajio es el plato más consumido y que se debe saborear sin reservas. Es una sopa nacional hecha de caldo de papa cubierta con pollo, maíz y mezclada con crema espesa, alcaparras y aguacate. Una comida obligatoria, la Bandeja Paísa es un plato representativo de la cocina colombiana. Para los más hambrientos, sólo una Bandeja Paisa para calmar su estómago. Este enorme plato está hecho de frijoles rojos, arroz blanco y carne picada. Presentado con chorizo, huevo frito, panqueques de plátano o arepa y aguacate, este plato no sólo es abundante sino consistente para los trabajadores de la tierra. El Sancocho o caldo de pollo aromatizado, el Tamal, relleno de carne de pollo y verduras envuelto en una hoja de maíz o el Pirarucú, pescado frito a la parrilla, ahumado y picante, son otras tantas delicias de la gastronomía colombiana.

Las ineludibles delicias de la cocina colombiana

Los pasteles y dulces también demuestran la originalidad y la pluralidad de la cocina colombiana. L’Arepique es este postre de mermelada de leche, más líquido que un untado, similar al caramelo, que a los colombianos les gusta especialmente en la repostería, los pasteles y el helado. También es inusual la mezcla de chocolate caliente y rebanadas de queso que se suele tomar como tentempié, que es chocolate con queso. Pasteles como la mantecada, la harina de maíz y la vainilla o el postre de nata: un pastel hecho de crema de leche, huevos y pasas son los postres que se pueden degustar absolutamente en las esquinas de las calles o en los restaurantes.

Los sabores emblemáticos de Colombia

Si tu corazón te dice que explores los hermosos sabores de Colombia, tomar el famoso café colombiano es una obligación y una tradición. Este país es uno de los mayores productores de café del mundo, arábica o tinto, se puede mezclar con leche. Los diferentes panes a menudo tortas de maíz, patacones o plátanos fritos, empanadas y todo tipo de buñuelos, obléa un tipo de waffles con rellenos dulces despertará su descubrimiento de nuevos sabores de la cocina colombiana. Colombia es también un Eldorado de frutas exóticas y desconocidas como la fusión de guayaba y manzana “guyaba manzana”, en la ensalada de frutas siempre acompañada de un poco de queso o jugo, los sabores son exquisitos. La lista de platos y postres es relativamente larga y excepcional, es imperativo hacer una estancia gastronómica en Colombia.

¿Cómo moverse fácilmente en Colombia?
Enfoque en las palabras esenciales para la comunicación en Colombia